Argentina avanza como mercado atractivo para la contratación “nearshore”

por | Ene 7, 2022

Desde la pandemia en adelante, quedó más claro que nunca que gran parte de los recursos humanos que necesita una empresa para poder estar activa pueden obtenerse en forma remota. De hecho, pese al retorno cuidado a la presencialidad, muchos de los puestos de trabajo continúan en la modalidad home office. 

Es que el quiebre generado por el covid no sólo aceleró la digitalización de la economía a nivel local e internacional, sino que también impulsó la creación de nuevas estrategias para generar activos de valor a menores costos.

En algunos rubros, el modelo tradicional de contratación de servicios quedó en el pasado. Hoy es posible y cada vez más frecuente contratar servicios en forma virtual, obteniendo recursos calificados a valores muy accesibles.

Esto es precisamente lo que se denomina “nearshore”, una forma de contratación que permite a países con economías fuertes contratar personal en países próximos obteniendo un beneficio cambiario que les permite reducir costos.

Esta modalidad se venía dando en forma “offshore”, en países que estaban fuera del huso horario como China o India que  -pese a resultar económicos- presentan una dificultad idiomática y una diferencia horaria poco amigable para países como Estados Unidos, entre otros. 

Por eso, el cambio a una modalidad “nearshore” prioriza la proximidad geográfica, dentro del mismo huso horario en lo posible y sobre todo con afinidad cultural. 

El desarrollo de software es uno de los rubros más demandados y Argentina resulta competitiva porque “tenemos un cuerpo de desarrolladores y diseñadores de muy buena calidad que resultan accesibles en términos económicos. También por una cuestión lingüística, hay muchos profesionales que hablan inglés en forma fluida”, resaltó Agustin Nastasia, CEO de Grupo Vansur.

En síntesis, la estrategia del nearshore se basa en los siguientes beneficios: 

  • El país se encuentra en el hemisferio occidental del globo, por lo que se mantiene una corta diferencia horaria con el cliente.
  • La comunicación con los trabajadores puede ser en tiempo real.
  • El costo de los servicios se reduce considerablemente para el cliente.
  • Recursos humanos altamente calificados. 
  • Mayor afinidad idiomática y cultural entre las partes.

Otro de los aspectos interesantes que permite este modelo de contrataciones es la posibilidad de ganar escalabilidad otorgando a las empresas la oportunidad de crecer y ampliar su oferta sin agobiar a su equipo de trabajo estable.

La fórmula arroja beneficios tanto para la demanda como para la oferta. Por un lado, las empresas proveedoras de recursos se ven ampliamente beneficiadas al acceder a mercados internacionales y, por otro, quienes contratan servicios obtienen condiciones más competitivas y una mayor rentabilidad.

¿Conocías esta estrategia? Si querés más información, ¡dejanos tu comentario!