Hazte fama… (pero no te eches a dormir)

por | Nov 5, 2021

¿Cuánto importa lo que dicen de tu empresa en Internet?

Marta y Noe quieren irse unos días afuera. Recrear su vínculo de madre e hija y descansar en un buen hotel, como lo hizo su amiga Silvia, quien el feriado anterior se fue unos días a Córdoba a un lugar hermoso, con pileta climatizada, muy bien ubicado. El hotel recomendado por Silvia ya no tenía más plazas. Entonces Marta -experta buscadora de lugares confortables a buen precio- se metió en internet y encontró otro con muy buenas reseñas. Marta hizo click en el botón de compra.

Si uno pudiera ser un observador directo del mecanismo que opera en la elección de un producto o servicio sobre otro, podría comprender exactamente cuáles son las variables que intervienen en esa decisión.

Monitorear este proceso -es decir, conocer cuándo aparece el deseo de tener algo y por qué el usuario hace el click definitivo– es uno de los temas de análisis del marketing, enriquecido con los aportes de las neurociencias.

Sin embargo, sin ser un experto, se puede llegar a una primera conclusión. En la vida digital sucede lo mismo que fuera de las pantallas: la decisión final de compra está influenciada por la opinión de los usuarios. La gran mayoría se inclina por lo que ya está probado y aprobado por otros.

Esta opinión muchas veces viene bajo la forma de reseña y otras, se presenta de manera implícita, como cuando vemos a un famoso usando determinada marca o -casi sin darnos cuenta- detectamos que influencers o referentes de un tema están utilizando el producto que “casualmente” estamos deseando tener.

Nada es azaroso. Cada decisión particular está acompañada y potenciada por una trama, un conjunto de relatos y valores que fueron creados por la marca y enriquecidos por los usuarios, quienes validan o desaprueban la novedad en redes sociales o en sitios creados especialmente para poder opinar.

Ya hemos hablado en un posteo anterior de la importancia de generar validaciones. Pero volvamos sobre este tema de gran importancia cuando lo que se busca es posicionar un negocio en internet.

¿Qué recursos no deben faltar en tu estrategia de validaciones?

Siempre en la búsqueda de generar confianza -uno de los principales valores que acompañan las buenas relaciones comerciales- tu propuesta se enriquece mucho más cuando incluye una buena producción de tus trabajos realizados, con imágenes de calidad profesional y el testimonio de clientes satisfechos.

Los canales digitales requieren un trabajo específico dirigido a mostrar solvencia, profesionalismo y calidad en tu propuesta. El aval de quienes probaron tu producto o servicio suma transparencia y credibilidad.

Compartimos 5 acciones para generar adhesiones a tu marca

1- Sitio web

Es una gran herramienta para generar espacios de opinión entre tus clientes. Estas reseñas pueden ser citadas como testimonios de satisfacción que avalen tu actividad comercial, tus productos y tu trayectoria. 

2- Google Mi Negocio

Al crear un perfil en esta plataforma gratuita obtenés una ficha de tu actividad empresarial que te permite ser localizado por los buscadores de Google. Esta ficha incluye datos del negocio, como pueden ser:

  • Servicio o productos ofrecidos por la empresa.
  • Sitio web.
  • Dirección y cómo llegar a su local físico (si lo tiene).
  • Teléfono y horario de apertura.
  • Fotos de la empresa y equipo.
  • Reseñas de la empresa por parte de usuarios.

3- Creá tu perfil en sitios especializados

Dependiendo del rubro de tu negocio, es posible encontrar sitios de nicho en los que los usuarios comentan sus opiniones. Esto ocurre con plataformas como Booking, Tripadvisor, Truspilot, blogs temáticos, foros y otros.

4- Canal de Youtube

Crear un canal en esta red social es otra de las opciones que podés incluir en tu menú de referidos.

5- Facebook e Instagram

Crear encuestas y generar participación es una forma de sumar opiniones y avales para tu marca. Hay muchas estrategias para incentivar la participación de la audiencia: subir historias arrobando a la cuenta, acciones con influencers o sondear opinión a través de una caja con preguntas y sorteos, son algunas de las iniciativas posibles.

Quedó claro que para estar presente en el deseo de los potenciales compradores es necesario que se hable de tu propuesta en internet. Sin embargo, es justo decir que hay personas que no se deciden a promover opiniones sobre su actividad en las redes.

Claro, no es fácil aceptar que no siempre van a hablar bien de vos y que -algunas veces- ni siquiera van a tener conocimientos sobre el tema.

En nuestra agencia, tuvimos que convencer a algunos de nuestros clientes sobre este punto y ayudarlos a comprender que:

  • Es imposible agradar a todos.
  • Hay clientes que se llevan una mala impresión por cosas que se escapan a tu control.
  • Es un logro cuando el diálogo pasa a ser entre usuarios que generan una verdadera comunidad de “recomendadores”.
  • El usuario realiza un promedio entre todas las opiniones que lee.

En resumen: hacer las cosas bien te ayudará a que hablen bien de tu propuesta pero… si no siempre es así, ¡a no desesperar!

No tengas miedo a que hablen de vos en las redes. Hay muchas herramientas con las que podés impulsar y hacer crecer tu buena reputación.

¡Contanos! ¿Qué herramientas de validación usas para tu negocio?